• En 2012 la familia empresarial Steim adquiere importantes edificios del área de Junghans en Geißhalde. De esta forma, quedan de nuevo en manos de la familia de Schramberg no solo la marca Junghans, sino también las instalaciones de la fábrica de relojes.

    La empresa amplía sus propias instalaciones de fabricación en el lugar de emplazamiento Schramberg con una nueva línea de montaje para mecanismos radiocontrolados e invierte en el desarrollo de nuevas generaciones de mecanismos para relojes de pulsera. De esta forma, la empresa tradicional, sigue contribuyendo enormemente al aumento de la creación de valor y consolida los grandes desarrollos de los últimos años.

  • 2013

    Bien equipados para el futuro