• Con el mecanismo radiocontrolado multifrecuencia, desarrollado en Geißhalde y patentado, el sueño de fabricar un reloj que reciba la señal horaria en diferentes países y que se sincronice automáticamente, se hace realidad. Ya no solo recibe la señal en Alemania y en Europa, sino que también en Norteamérica y Asia, cuando se está de viaje los emisores envían sus ondas de radio con la respectiva señal horaria exacta.

    Las torres emisoras están en Fort Collins (Colorado), en Norteamérica, en la montaña Othakadoya de Tokio, en el noreste del país en Japón, en la montaña Hagane, en el suroeste de Japón, en la costa este de China (Shanghái), en Corea del Sur y en zonas de Taiwán.

  • 2004

    Uno para todos