• Tras un intenso trabajo de desarrollo Junghans logra, como primer fabricante del mundo, otro paso importante en el desarrollo continuo de la tecnología radiocontrolada: El reloj de pulsera que no da problemas, que obtiene su energía del sol y que siempre da la hora exacta gracias a la señal de radio.

    En la primavera de 1992 el ingeniero de Junghans, Wolfgang Ganter, ya presenta un prototipo a la sorprendida prensa especializada y en enero de 1993, el reloj ya se fabrica en serie. El gerente, Wolfgang Fritz habla de un momento estelar para Junghans, un hito en el desarrollo de los relojes. En 1995 se integra la antena en una caja de cerámica; el Mega Solar Ceramic, con su caja resistente a los arañazos, es considerado el no va más: el reloj que "funciona eternamente y nunca va mal".

  • 1993

    El reloj innovador