• En 1985 se logra el avance: Junghans presenta el primer reloj de sobremesa radiocontrolado y fabricado en serie para uso privado. El adelanto o retraso es de un solo segundo en un millón de años: ¡La búsqueda de la precisión por el ser humano se hace realidad! Un año después, para el 125 aniversario de la empresa, Junghans presenta el RCS1, el primer reloj radiocontrolado del mundo, que obtiene su energía de la tecnología solar respetuosa con el medio ambiente.

    La siguiente gran primicia se consigue en 1990: los ingenieros de Junghans han miniaturizado tanto la tecnología radiocontrolada que pueden integrarla en un reloj de pulsera. El Mega 1 de Junghans es, por tanto, el primer reloj radiocontrolado de pulsera del mundo. Se diseñó en colaboración con FROG Design y sorprendió no solo por su avanzada tecnología, sino por su diseño futurista.

  • 1990

    A la búsqueda de la precisión