• Con el desarrollo de mecanismos precisos, también para relojes de pulsera, los cronómetros ocupan un lugar importante en el mercado. En 1951 Junghans es el mayor fabricante de cronómetros de Alemania y en 1956 el tercero del mundo. Ese mismo año Diehl GmbH adquiere la mayoría de las acciones.

    En 1957 una nueva estrella surca el cielo de los cronómetros de Junghans: en forma del J83 se presenta el primer calibre de cronómetro automático que para los coleccionistas es, hoy en día, uno de los calibres más importantes de Junghans. Con su volante de tornillos perfeccionado y su atractiva regulación fina, este calibre, en sus diferentes variantes, está aún hoy en día entre los mecanismos de cronómetro más bonitos construidos en Alemania.

  • 1956

    Máxima precisión