• "Ya de niño era un pequeño manitas de la técnica y pronto me interesé por la mecánica fina. De manera que era obvio que empezará mi formación en Junghans."

    Jonas Hornscheidt

    formado como relojero

     
  • "¡Cuido de mis relojes desde el primer trazo; son un poco como mis hijos!"

    Hans Grammel

    diseño de esferas

     
  • "Como relojera y técnica me fascinan los mecanismos radiocontrolados tan precisos. Puedo aplicar a diario tanto mi creatividad como mis conocimientos técnicos."

    Nadine Schumpp

    construcción de mecanismos radiocontrolados

     
  • "Para mí es muy importante un buen ambiente de trabajo. Me entiendo muy bien con mis compañeros y en el equipo nos ayudamos mutuamente."

    Michaela Wieland

    montaje de relojes

     
  • "Soy la cuarta generación que trabaja en Junghans. El interés por los relojes mecánicos me viene de cuna."

    Klaus Dierberger

    taller de servicio

     
  • "Todos los días me planteo nuevos retos. Trabajo a gusto para la marca de relojes alemana más conocida."

    Eckhard Frey

    imprenta

     
  • "Durante más de 30 años he establecido una estrecha relación con la empresa y con nuestros clientes."

    Angelika Haberstroh

    servicio de ventas internas

     

Construimos futuro

 

Desde hace más de 150 años la marca Junghans es símbolo de un arte de la relojería que marca el rumbo y de compromiso con el lugar de emplazamiento Alemania. Acuñada por una larga tradición y por innovaciones vanguardistas la marca Junghans se ha asociado siempre con valores como la calidad, la fiabilidad, la precisión y la pasión.

Fiel a la filosofía de combinar la precisión y las ideas orientadas al futuro Junghans, en el transcurso de su larga historia, ha sorprendido, a menudo, con tecnologías nuevas y continuamente perfeccionadas y así, ha contribuido enormemente a escribir la historia de la industria relojera. 

 

Con la adquisición de la fábrica de relojes Junghans por parte de los empresarios de Schramberg, Dr. Hans-Jochem Steim y Hannes Steim a principios del 2009, se volvió a poner la primera piedra decisiva de un nuevo camino de éxitos hacia el futuro. Ligados al lugar de emplazamiento y comprometidos con los valores; a partir de estos sentimientos se desarrolló la estrategia empresarial a largo plazo de los nuevos propietarios de Junghans. Su meta: preservar la tradición y garantizar el futuro. En esto ha jugado un papel muy importante garantizar y expandir el lugar de emplazamiento, al igual que formar a nuevos empleados cualificados. Junghans, como empresa por separado, continuará escribiendo su historia futura única nacional e internacional con productos innovadores "Made in Germany".