Meister Chronoscope: único en su clase

23.11.2017

Dos modelos de edición limitada del Meister Chronoscope en un ele-gante color gris y, por primera vez, con cristal de zafiro.



Con estilo y elegantes, discretos y resistentes: el color gris se ha convertido en el nuevo negro. Ningún color nos es tan familiar como el gris y ninguno es, a su vez, tan fascinante. Es el color del momento que hace destacar a todos estos relojes con los tonos con los que combina. Los dos modelos especiales de edición limitada del Meister Chronoscope en un elegante color gris antracita son relojes con estilo y, por tanto, siempre son las figuras del momento. Su esfera cuenta con una discreta nota que indica que es una edición especial: Edition SC – Sapphire Crystal (edición especial - cristal de zafiro). Un reloj que deja claro: el Meister Chronoscope de edición limitada es único en su clase.

Ambos modelos cuentan por primera vez con un cristal de zafiro abombado por ambos lados, así como con una correa de piel con cierre plegable; dos elementos que mejoran la resistencia del reloj. El cierre plegable no solo garantiza una mayor comodidad en la oficina y en las reuniones comerciales, sino que además garantiza una sujeción absolutamente segura a la mu-ñeca cuando se lleva puesto. El cristal de zafiro combina con armonía tanto con las actividades comerciales como deportivas, ya que gracias a su abombado resalta la elegancia del reloj; además, tiene la ventaja de ser más resistente a los arañazos, así como al desgaste. De este modo, la empresa de relojes de Schramberg cumple con un deseo de sus clientes, pero sin alterar el preciado diseño clásico de los modelos Meister. El cristal muy abombado es un factor de diseño determinante para el delicado atractivo de estos relojes. Debido a su diseño, estética e historia, en los últimos años, los modelos Meister solo han estado a la venta con plexiglás duro, que gracias a un recubrimiento especial ya tiene una gran resistencia a los arañazos. Para optimizar la refracción de la luz del cristal de zafiro, el cristal es antirreflectante por ambos la-dos y se ha sellado por ambos lados con un recubrimiento resistente.

El Meister Chronoscope con cristal de zafiro; un guiño claro y con estilo a los nuevos tiempos.

La línea Junghans Meister: inspiración basada en la tradición

Meister: un predicado que en Junghans tiene toda una línea de relojes. Una esfera de un diseño equilibrado con las proporciones adecuadas, así como los mejores mecanismos de la casa acu-ñan la línea Meister desde los años 30. En los años 50, los diseñadores de relojes se enfrenta-ron al reto de reducir el volumen del reloj y, a pesar de que los mecanismos eran relativamente gruesos, lograron diseñar relojes de filigrana. Gracias a los cristales y esferas muy abombados, así como a las finísimas cajas, los relojes adquirieron un aspecto novedoso, elegante y agrada-ble. Los modelos actuales de la línea Meister son la herencia de la filosofía de diseño de aque-llos años. Unas proporciones fascinantes y unos totalizadores en forma de concha resaltan el elegante y vibrante trazado de líneas de estos modelos.

Meister Chronoscope Edition SC Equipamiento

Mecanismo: Mecanismo automático J880.1 con una reserva de marcha hasta 48 ho-ras, Segundo descentralizado en las 9 horas
Cronoscopio: Segundo de parada central, contador de 30 minutos en las 12 horas, contador de 12 horas en las 6 horas
Acabado del mecanismo: Chapado en rodio, tornillos pavonados, rotor con tallado estriado y logotipo grabado, puentes decorados
Caja: Acero fino recubierto por PVD, Ø 40,7 mm, altura 13,9 mm, base trans-parente de cristal mineral, base transparente con 5 tornillos
Cristal: Cristal de zafiro abombado, antirreflectante por ambos lados y sellado con un recubrimiento resistente
Esfera/manecillas: Esfera abombada con esferas auxiliares en forma de concha, manecillas luminiscentes respetuosas con el medioambiente
Correa: Correa de piel con cierre plegable de acero fino o acero fino recubierto por PVD
Estanqueidad: Hasta 5 bares

Junghans – die deutsche Uhr

La Uhrenfabrik Junghans se fundó en 1861 en Schramberg, en la Selva Negra. Sus 150 años de experiencia en precisión y diseño de relojes quedan reflejados en importantes hitos históricos: en 1903, Junghans era, con más de 3.000 trabajadores, el mayor fabricante de relojes del mundo. El desarrollo de mecanismos precisos hace que en 1951 la empresa se convierta en el mayor fabricante de relojes de Alemania y en 1956 en el tercero del mundo. En los Juegos Olímpicos de 1972 de Múnich, Junghans marca nuevos hitos en el cronometraje como cronome-trador oficial. Tras una movida y exitosa historia empresarial, desde 2009, los empresarios de Schramberg, el Dr. Hans-Jochem y Hannes Steim, son los nuevos propietarios de esta empresa tradicional. Cada uno de nuestros relojes se fabrica en Schramberg bajo un gran amor por los detalles, una gran exigencia en cuanto a calidad y diseño, así como, una gran competencia tecnológica. La colección incluye relojes carismáticos: los relojes Meister, que se fabrican desde los años 30, reflejan la historia y el pasado de la empresa. Ya en 1956, Max Bill diseñó relojes que se han convertido en auténticos clásicos. Acuñados por la filosofía de la Bauhaus, se han fabricado hasta nuestros días casi sin modificaciones. Con la invención del primer reloj de pulse-ra radio-controlado, Junghans estableció un nuevo hito en 1990: una tecnología que, hoy en día, se sigue utilizando con la energía solar, respetuosa con el medio ambiente. Una diversidad tan única como los relojes con la estrella.