Comprobamos nuestros relojes antes de que lo sean.

 

Gestión de calidad desde el principio significa: antes de que su reloj vaya a producción, los prototipos y piezas en serie se someten a ensayos ópticos y técnicos. Basándose en los dibujos constructivos, se comprueba cada uno de los componentes (para verificar que cumplen con las tolerancias y medidas). Los estándares ópticos definidos por nosotros, como valores de color prefijados, resistencia del material y de la estructura requieren una autorización para pasar a producción. Solo una vez que se han superado todas las pruebas con éxito, podemos garantizar la mayor comodidad de uso. Para ello vamos mejorando nuestros requisitos de calidad de forma consecuente. Somos muy exigentes, séalo usted también.