Performance


Nuestra prioridad es la precisión

 

La historia del reloj siempre ha sido la búsqueda de la mayor precisión, de la miniaturización y del aumento de la reserva de marcha. En este caso Junghans ha mantenido, desde siempre, una posición de liderazgo con numerosas primicias mundiales. Solo el número de patentes demuestra el afán de superación, los conocimientos y la fuerza innovadora de la empresa. Junghans ha registrado más de 3.000 patentes.

Ya en1956 la empresa era el tercer fabricante de cronómetros más grande del mundo y ya en 1967, en Junghans se dedicaban al cronometraje de precisión gracias a la tecnología de cuarzo de reciente desarrollo. Solo tres años después, Junghans, presentó el primer reloj de pulsera de cuarzo alemán. Fue solo una cuestión de tiempo que Junghans, basándose en esta tecnología, en 1985 fuera el primer fabricante alemán que produjera un reloj de sobremesa radiocontrolado en serie.

 

En 1990, los ingenieros de Junghans habían miniaturizado tanto la tecnología radiocontrolada que la pudieron integrar en un reloj de pulsera: el "Mega 1" fue el primer reloj radiocontrolado de pulsera del mundo. Se diseñó en colaboración con FROG Design y sorprendió, no solo por su avanzada tecnología, sino por su diseño futurista. En este caso la antena se colocó en la correa.

En 1993 en el Mega Solar, por primera vez, unas células solares proporcionaban la energía. Después todo sucedió con rapidez: en 1994 se logró integrar la antena en una caja no metálica y ya un año después, Junghans combinó la tecnología solar radiocontrolada con un material de alta tecnología: la cerámica. En el año 1999, los técnicos de Junghans integran la pantalla de la jaula de Faraday y construyen un mecanismo radiocontrolado con antena integrada en una caja metálica.

> Descubra el viaje en el tiempo de la Performance de Junghans