JUNGHANS Solar y radiocontrolado

Los relojes funcionan de un modo algo diferente en la Selva Negra.
Con mayor precisión, para ser exactos.

 

Solar y radiocontrolado

 

En 1985 produjo Junghans el primer reloj de mesa radiocontrolado en serie. Su retraso en un millón de años es de tan solo un segundo. En 1990, la tecnología inalámbrica se miniaturizó tanto, que ya cabía en un reloj de pulsera. El resultado fue: Mega 1, el primer reloj de pulsera radiocontrolado del mundo. La tecnología más avanzada en un diseño futurista. En 1993, Junghans logró con el Mega Solar otro éxito mundial. El reloj de pulsera autónomo captura su energía del sol y, mediante las señales de radio recibidas, indica siempre la hora exacta. En 2004 le siguió el primer reloj radiocontrolado multifrecuencia, que recibe la señal horaria de tres continentes. Desde 2011 se utiliza el mecanismo que combina la radiofrecuencia multifrecuencia con la tecnología solar J615.84. Los relojes radiocontrolados también ofrecen en la actualidad el confort más preciso. En el camino hacia la precisión absoluta el tiempo no se queda parado. Nosotros tampoco.