JUNGHANS Meister

Hay obras maestras que se llaman así.

 

Hay obras maestras que se llaman así.

 

Junghans Meister

 

¿Cuándo una línea de relojes se merece la calificación de maestra? Cuando conserva su fascinación y su forma durante décadas. Cuando en ella se unen técnica y el diseño para crear arte con carácter. Al igual que con los relojes mecánicos de la Línea Meister, que surgió en la década de 1930 y que vivió su apogeo durante los 50 y 60 del siglo XX. En esa época se desarrollaron en Schramberg muchos calibres. Los más refinados se emplearon en los relojes Meister. A partir de la década de 1950, Junghans también producía mecanismos de relojes de pulsera en cronómetros y en 1956 ya era el tercer fabricante de cronómetros más grande del mundo. En 1957 se creó el primer calibre automático para cronómetro J83, uno de los más bonitos del mundo de su tipo. El Mythos de la línea Meister aún sigue vivo en nuestros modelos más nuevos. Estos relojes son un homenaje al diseño y a los logros técnicos de aquellos años.